te quiero…

-Tú… -las hebras de agua han empañado también su voz— Tú eres parte de su luz… Tú eres esa llama que siempre brilla trémula en la sonrisa de Pruden… Tú eres su alma aventurera, viajera, tú eres su hato vestido para cada estación…

-Nnnoooo… -sale corriendo manoteando sobre esas luces que quieren llenarle de esperanza… donde cae y se queda tendido herida de dolor en la verdura de la noche del humedal manchego…

-Tú -las palabras de Mariiita le siguen aunque no quiera- Tú eres su mano tendida, la palabra dulce que desata las heridas…

Una nueva tiza de color

 

no te quiero porque seas la persona más excelente, no te quiero porque seas la persona más hermosa…
no te quiero porque tus palabras sean de premio nobel.. no te quiero porque siempre vistas con traje de princesa…
no te quiero porque seas la persona más rica del mundo… no te quiero porque me hayas dado un pequeño cirquito de niños pequeños…

te quiero porque sólo tú me haces ser capaz de colgar en el cielo esta brújula… de pintar con mi tiza de color, tu sonrisa y ojos encendiditos de estrella y ternura…

te quiero porque sólo tú eres capaz con tus palabras de encender las luces de este circo apagado….

te quiero porque sólo tú me haces ser capaz de corretear, con estas ya viejas sandalias, pero lleno de mi candor de niño que se espejea en tus estrellas….

te quiero porque tú, con tus ropas, con tu humildad, con tu sencillez, eres capaz de prender campanillas de acordes y una pequeña plazoleta en la cocina en el salón donde desatar nuestro vals de acordes

te quiero porque sólo tú…

sólo tú… con tus fantasmas, sí, con tus miedos, sí, pero tú, con tu cara donde prenden sus sueños las hadas,
eres capaz de encender la palabra prudencito con toda su magia, con todos sus latidos, con toda su inocencia…

573f3d768e2c24917868aaad86ab4a05

Pruden, 22 de abril de 2017